Blog

PILDORITA # 42 FE

No dudaré, aunque todos los barcos que tenga en el mar regresen al puerto con los mástiles y las velas rotas, seguiré creyendo en la MANO que nunca falla y en que un mal aparente sabrá sacar el bien para mí. Y aunque llore por esas velas destrozadas, seguiré gritando al ver mis esperanzas por el suelo. CONFIÓ EN TÍ SEÑOR.

No dudaré, aunque todas mis plegarias, queden sin respuesta de lo alto, seguiré creyendo en su amor tan sabio que no ha negado cuanto yo anhelaba. Y aunque a veces no pueda más que llorar y sin embargo la llama pura de mi FE seguirá ardiendo.

No dudaré, aunque el dolor caiga sobre mi como la lluvia y los problemas zumben como las abejas en la colmena, seguiré creyendo que esas con las que sueño sólo se llega mediante la angustia y el dolor. Y aunque gima y tiemble con mi cruz veré a través de mis pérdidas más dolorosas una ganancia mayor.

No dudaré, bien anclada en la FE; como un barco seguro mi alma vencerá a la galerna, pues tan grande es su valor que no fallará al enfrentarse al mar desconocido de la muerte. OJALÁ SEPA GRITAR CUANDO EL CUERPO SE SEPARE DEL ALMA... NO DUDO PARA QUE EL MUNDO OIGA ESTAS PALABRAS CON MI ÚLTIMO ALIENTO.