Blog

PILDORITA # 118 LA ORACIÓN DE LOS PADRES

PADRE NUESTRO. Nos abruma la enormidad de las exigencias de la PATERNIDAD. Ayúdanos Señor a inculcar en nuestros hijos sentimientos saludables de VALOR PERSONAL, aunque los nuestros se encuentren muy bajos. Ayúdanos a no HUMILLAR a nuestros hijos con palabras duras, avergonzándolos o ridiculizándolos. Concédenos la habilidad de ESTIMULAR sus buenas cualidades con expresiones de AMOR y palabras de ÁNIMO. Sujeta nuestra LENGUA, cuando debiéramos de estar ESCUCHANDO en lugar de HABLAR. No permitas que los REPRENDAMOS innecesariamente, ni que empleemos un tono de voz áspero cuando los disciplinemos.

DANOS PACIENCIA TODOS LOS DÍAS PARA AYUDARLES A FORMAR UN CARACTER RECTO Y UNA ACTITUD RESPONSABLE. Concédenos SABIDURÍA para acceder a sus deseos razonables y VALOR para negar los pedidos de las cosas que podrían perjudicarles. Que una SONRISA ilumine nuestro rostro cada día. Que la FELICIDAD y la ALEGRIA invadan nuestro hogar. Concédenos la HABILIDAD para reconocer cuando debemos dejar de un lado nuestro trabajo para disfrutar con ellos de las experiencias que se presentan en forma inesperada... Confiamos en que nos ayudes a atesorar recuerdos agradables y tradiciones familiares para el futuro. Perdónanos por los numerosos errores y fracasos cometidos en el pasado. Quita de nosotros todo SENTIMIENTO de CULPA, ENOJO o RESENTIMIENTO, que podría perjudicar nuestra relación con nuestros hijos. Ayúdanos a manifestar AMOR por nuestros hijos desde sus tiernos años y durante toda la vida, para que conozcan lo que es el AMOR por haberlos experimentado en su hogar. RECUERDA QUE NUESTROS HIJOS TAMBIÉN SON TUS HIJOS... Y LOS ENCOMIENDO EN TUS MANOS PODEROSAS. Que el ejemplo que damos a tu SERVICIO inspire en ellos el DESEO de servirte. Sobre todo, SEÑOR, concédenos PACIENCIA Y VERDADERO DOMINIO.

GRACIAS POR ESTAR A NUESTRO LADO PARA AYUDARNOS EN LOS DÍAS DIFÍCILES QUE NOS ESPERAN.